Después de una extracción

DESPUÉS DE UNA EXTRACCION


Muerda una gasa o algodón limpio y estéril después de la intervención durante una hora, en caso que salga demasiada sangre renuévelo periódicamente.

No se enjuague la boca durante las 24 primeras horas, esto podría producirle hemorragias o infecciones.

Es preferible mantener una postura en la que la cabeza esté a nivel más alto que el cuerpo, por ejemplo sentado, o en cama con almohadones o el cabezal en alto.

Al día siguiente, cepíllese los dientes teniendo especial cuidado en la zona de la herida. Los enjuagues no deben ser vigorosos.

Es preferible que tome alimentos fríos el primer día.

No practique esfuerzos físicos intensos o deportes violentos los primeros días.

Está dentro de lo normal que tenga sabor a sangre durante varias horas y que al escupir, el color de la saliva sea de un tono ligeramente rojizo.

Si se le ha prescrito, sea riguroso con la medicación y, en ningún caso tome ácido acetil- salicílico (aspirina), ya que podría alterar el proceso de cicatrización.